Blogia
librosbooks

La Casa de la Alegría

Lily Bart forma parte del exclusivo círculo de la clase alta neoyorkina de 1890.  Su único objetivo es conseguir un marido rico que la mantenga, ya que nuestra protagonista carece de fortuna. ¿Podrá Lily alcanzar sus sueños?

 Me ha gustado mucho Lily. Inicialmente me caía bastante mal, porque parecía una persona falsa e interesada. Todo lo que hace lo hace para conseguir un beneficio. Cambia su comportamiento y su manera de ser dependiendo del objetivo obtener. Además, utiliza su belleza para “embrujar” a los hombres. No le importan los sentimientos de los demás mientras ella pueda seguir viviendo en un ambiente lujoso. No comprende que la verdadera felicidad está en las personas y no en las posesiones. Pese a toda esta descripción tan poco favorable, conforme la iba conociendo mi opinión cambiaba. No es capaz de todo por lograr sus fines. En el momento en que parece que alcanzará por fin la tan ansiada riqueza, algo se lo impide. Suele tratarse de la conciencia de la propia Lily, lo que es más interesante. En varias ocasiones (destacar a este respecto unas importantes cartas) tiene en su mano los medios para conseguirla, pero al ser dañinos se cuestiona su utilización. A esto se une la educación recibida. Desde su infancia se le inculcó la importancia del dinero y la posición. Todo esto hace que nos vayamos reconciliando con ella y finalmente nos caiga bien.

 La obra además es un retrato muy verídico de la alta sociedad de la época. Observamos la rigidez de sus normas. Es un ambiente bastante agobiante; donde la libertad, sobre todo para las mujeres solteras, es escasa. Por contra, el dinero perdona muchos pecados. Edith Wharton conoció de primera mano este ambiente ya que era miembro de una de las familias más importantes de New York.

 Por lo que respecta a los personajes, además de la propia Lily destacar a Lawrence Selden. Es el único que de verdad conoce y ama a la verdadera Lily. Además es muy interesante todo su círculo de amistades (papel especial para Simon Rosedale).

Para finalizar, el título hace referencia a un pasaje del Eclesiastés: ”El corazón del sabio está en la casa de luto; pero el corazón de los necios en la casa del placer(alegría)”.

 La Casa de la alegría (1905)

 Edith Wharton

 Seix Barral

  *Esta novela supuso el primer gran éxito de la autora.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres