Blogia
librosbooks

La Costilla de Adam

 Adam y Amanda Bonner (Spencer Tracy y Katherine Hepburn)   son un matrimonio dedicado a la justicia. Él como fiscal y ella como abogado defensor. Su idílica relación comienza a enturbiarse debido a un mediático caso de intento de homicidio. : una mujer ha disparado a su marido al sorprenderlo con otra. Cada uno de nuestros esposos representará a una de las partes. Adam, al marido y Amanda a la mujer en un juicio que se convertirá en una lucha entre sexos. Además hay un vecino que no deja de rondar a Amada, e incluso le la compuesto una canción (preciosa Farewell Amana, del gran Cole Porter: http://www.youtube.com/watch?v=M3vjhSTsKfg).

 Buenísima comedia de enredo protagonizada por dos de los grandes. Había oído hablar de ella varias veces, mencionado sus bondades. Sin embargo, hasta hoy no la he visto. Comparto las opiniones vertidas acerca de ella. Es una obra maestra del séptimo o arte. Se nos bridan casi dos horas de risas y entretenimiento. Punto especial para el guión (nominado a los Oscars), hay que ver a lo que puede conducir la guerra entre sexos. El juicio acaba convertido casi en una farsa (que risas con las tres testigos de la defensa, en especial la forzuda). Graciosísimas todas las peleas del matrimonio. Cada uno trata por todos los medios de tener razón, a la vez que no quiere disgustar al otro.

 En la época dela película la justicia no era igual para hombre y mujer. Esto, que nos puede parecer tan lejano no lo es tanto. Hasta la democracia la mujer no podía firmar ningún tipo de contrato (ni siquiera con respecto a sus bienes), sin el consentimiento del hombre, ya sea su padre o su marido. A esto se añade, desde el punto de vista penal, que hasta Febrero de 1978 el adulterio era un delito.

Ya he dicho en el párrafo anterior las magníficas actuaciones de la pareja protagonista. Segundo film que veo (me quedan muchos) de ellos. Me gusta mucho esa relación que traspasa la pantalla. Realmente parecen un matrimonio (como ya he comentado en otro post,  a pesar de su larga relación nunca se casaron, ya que él, profundamente católico, nunca se divorció.)

 El título del film, le va que ni pintado: la costilla de Adam. Llega un momento en que no se sabe quién es Adam y quién la costilla.

 La Costilla de Adam (1949)

 George Cukor

 WB

 *El apellido de nuestro matrimonio Bonner, nos recuerda a Bone hueso.

 *Con esta magistral película acabo ciclo. He descubierto a un fabuloso director que me ha hecho disfrutar mucho. Aún me quedan algunos films importantes, pero al ser posteriores los veré en otro momento.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres