Blogia
librosbooks

Una Vista del Puerto

Nos narra la vida cotidiana de un apacible Puerto Inglés en los años inmediatamente posteriores a la 2ª Guerra Mundial.

 Berthram Hemingway(si cómo el escritor), marinero retirado se ha trasladado a este rincón y trata de pintar su obra maestra. Su interés se encuentra realmente en los distintos habitantes del pueblo. Cómo el mismo dice, le gusta levantar las piedras y ver lo que hay. Me ha sucedido cómo a él, conforme conocía a los distintos habitantes más quería saber de ellos.

 Esta novela nos relata magníficamente la vida cotidiana inglesa en los años 40. Me han emocionado mucho las pequeñas anécdotas de la obra. Todo parece cobrar una mayor importancia, a pesar de tratarse de cuestiones nimias. Siempre me llegan más las pequeñas penas y alegrías que las grandes tragedias. Como ejemplo la tristeza que puede aparejar una conversación banal sobre un perfume.

 Por lo que respecta a los personajes citar, en primer lugar a Berthram. Es muestro guía por las distintas casa del Pueblo. Se enreda en la vida de todos, si ser nada más que un extraño. Esto me sorprendió un poco. Pero luego, al descubrir la soledad y el aislamiento de todos, comprendí su necesidad de compañía. El propio Berthram me dejó un poco en ascuas. Sólo atisbamos pequeños trozos de su interior, el resto es una imagen de cara al exterior.

Mención especial para el trío Robert, Beth y Tory. Su historia me dejó con un peculiar sabor de boca. El amor no es como lo narran las novelas,una flor que se abre poco a poco. Sino algo duro y yermo. No hay nadie perfecto ni tampoco completamente malo. Los personajes, como todos nosotros, tienen fortalezas y debilidades. Destacar a este respecto la intensidad en que se va sumiendo la relación de las dos mujeres. Beth siente que algo no va bien, pero se halla tan ensimismada en su trabajo que no presta atención a lo que sucede en sus narices. Muy buena a este respecto, la descripción que la autora nos realiza de las mujeres escritoras. Ni llegan a ser escritoras de éxito, ni tampoco amas de casa brillantes: es difícil atender las labores domésticas mientras se piensa en las andanzas de la heroína. No se toma en serio su profesión por el mero hecho de ser mujeres (simbología expresada en una noticia del libro de la protagonista que envuelve un apestoso pescado) .Si fuera a la inversa todo sería distinto. La autora se identifica con esto. Se casó y pasó a retirarse al campo con su marido donde continuaba escribiendo a la vez que era ama de casa.

 Tory es la otra mujer. Guapa, segura, elegante. Todos es sin embargo una fachada. Desde que su marido la dejó, no termina de encontrar su lugar. Por último tenemos a Robert. Médico serio y de mediana edad; el amor llega como un torbellino a su vida cuando menos lo esperaba. Otros personajes memorables, junto con los ya mencionados. Son Prudence, hija del médico, la familia Bracey y Lily Wilson.

 Por lo que respecta a la época de la misma. No aparecen muchos datos de la contienda. Parece que todo ha sucedido hace mucho tiempo. Sólo se menciona de pasada (quitada de los alambres de la playa y soldados aún en sus destacamentos).

 Un aspecto a destacar es la descripción del Puerto. Escenario y, a la vez protagonista esencial de la obra. Me gustó mucho el contraste entre el puerto y la ciudad nueva.

 Para finalizar, mencionar la circularidad de la obra. Se inicia con una llegada y finaliza con otra. Además se comienzan una pintura y una novela y el fin de la obra supone el fin de las mismas. Muy buena simbología. La propia vida es un círculo: vida y muerte.

 Una Vista del Puerto (1947)

 Elizabeth Taylor

 Alfaguara

 *De esta autora leí el año pasado Ángel. Muy recomendable.

 *Biografía de la autora: http://en.wikipedia.org/wiki/Elizabeth_Taylor_(novelist)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres