Blogia
librosbooks

Los Hombres de Wilmet

Nos permite adentrarnos en el día a día de un ama de casa inglesa  de los años 50.

El libro comienza con la presentación de nuestra protagonista: Wilmet Forsyth de 33 años, casada con un miembro de un Ministerio desde hace varios años.  Wilmet nos relata los distintos acontecimientos en los que se ve envuelta. Destacamos sus relaciones con los miembros de una parroquia anglicana. Allí vivimos los episodios más divertidos y conocemos unos personajes desternillantes. Todo comienza con el nombramiento de un nuevo párroco, que sorprendentemente resulta sumamente atractivo A esto se le une la contratación de un nuevo ayudante para la casa parroquial, antiguo empleado del mismo Ministerio que el marido de Wilmet. Me ha encantado el abanico de personajes que se mueven en el entorno de la Parroquia. Comenzando por los tres sacerdotes, cada uno no puede ser más distinto. Si bien todos comparten una preocupación por la Iglesia Católica. No hay nada peor que los que abandonan el seno de la Iglesia Anglicana. ¡Hay de esos  temores por cualquier signo que induzca a pesar en un acercamiento, como las confesiones o el incienso!Para continuar con las distintas feligresas que se reúnen en múltiples comités. Como es evidente, no puede faltar un mujer santa y pía. Aquí se trata de la solterona Mary Beamish. Por último, destacar al Sr Bason con el que me reí mucho. Tiene un pasado que acabará pasando factura. Graciosísima la escena en el supermercado con el jarrón.

 El otro vértice de la novela son sus relaciones con los hombres. Wimet está un poco aburrida de su matrimonio. Lleva casada varios años y su marido ha empezado a aburrirle. Además a nuestra  protagonista le encanta el filtreo, ser admirada. Sin embargo, todas sus suposiciones acaban fallando. Realmente es mucho más inocente de lo que parece.  Además, a la postre todos son pensamientos que nunca se concretan. Sus relaciones con los hombres, principalmente Harry y Piers, hermano y marido de su mejor amiga, son totalmente inocentes. Mención especial para su  amistad con el ambiguo Piers.

 Destacar por encima de todo el personaje de Wilmet. He llegado a encariñarme mucho se ella, ya que es un personaje absolutamente tridimensional. Parece una persona de carne y hueso, al tener fortalezas y debilidades.

 De Barbara Pym me gusta mucho su manera de plasmarlos la clase media inglesa. Imprescindible los cotilleos, tés y curas. Además a sus historias nunca les falta la ironía y el buen humor, por lo que nunca defraudan. Comparto la opinión sostenida de ser la “nueva” Jane Austen.

 Por último en la novela se menciona de pasada a Prudence Bates, protagonista de Jane y Prudence, que leí el año pasado(http://librosbooks.blogia.com/2010/072101-jane-y-prudence.php)

 Como conclusión nos encontramos que no valoramos suficiente lo que tenemos. Deseamos otras cosas sin darnos cuenta de que tenemos una copa de bendiciones.

 Los Hombres de Wilmet(1958)

 Barbara Pym

 Lumen

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres