Blogia
librosbooks

Mujeres

 Divertidísima película en la que no encontraremos un solo hombre. Desde luego su título le viene al pelo.

Mary Haines es una feliz madre y esposa perteneciente a la clase alta americana. Todo esto cambiará, cuando descubra que su marido tiene una aventura con otra mujer. A lo largo del film observaremos las distintas personalidades de un grupo muy simpático de mujeres. A su cabeza está la propia Mary. Le acompañan; Sylvia, que no puede mantener la boca cerrada, Edith, madre de una numero prole, como no podía ser de otra manera, de niñas y Peggy, la inocencia personificada. Cystal Allen es la otra mujer. Contrasta su maldad con la bondad de ella.

 Me ha encantado el ambiente en el que se mueven. Pasan el día entre la peluquería, el salón de belleza (ríete tú del ejercicio de ahora) y la casa de modas (espectacular el desfile a todo color).

Magnifico guión basado en una obra teatral de Clare Boothe Luce. Se plasma a la perfección la personalidad de las féminas. Todas las mujeres somos un poco brujas con respecto a nuestro propio género. Hay que estar muy seguro de en quién confiamos.

 Me he reído mucho con sus distintos episodios. Buenísimas las idas y venidas en torno a una manicura, la pelea en Reno y la escena final en el aseo de señoras. No se echa en falta la presencia masculina. No comprendo que no fuera nominada a ningún premio.

 Destacar las fabulosas interpretaciones de todas las actrices. Me gustó especialmente el trío protagonista: Norma Shearer (Mary), Joan Crawford (Crystal) y Rosalind Russell (Sylvia).

 Para finalizar mencionar la original presentación de los distintos personajes, identificándolos con distintos animales que les van al pelo.

 Mujeres (1939)

 George Cukor

 Metro-Goldwyn-Mayer

 *Joan Fontaine y Paulette Goddard son otras de las “mujeres”.

 *Me sorprendió la facilidad para divorciarse en Reno en esa época.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres